::.. Inicio - SOLCODE - ASOCIACIÓN YACHACHIQ ..::

Yachachiq Solcode - Boletín Mensual - Mes de Agosto

Publicado el

Concurso de Hogares Saludables Andinos de Piura “Mi Casa Limpia”Zona de Los Ranchos

Desde el mes de junio del 2013 se iniciaron los trabajos de viviendas saludables con el fin de lograr la Construcción de un modelo sostenible de hábitat confortable que garantice el acceso a una vivienda digna y a un caserío ordenado. Dotando de servicios básicos agua y saneamiento dentro de la vivienda, mejoramiento y pintado de las fachadas, instalación de cocina mejoradas certificadas, iluminación cenital, construcción de pisos dentro de la vivienda, instalación de mobiliario empleando materiales de la zona como caña de bambú, adobes y madera.

La meta es que 225 viviendas sean consideradas como hogares saludables donde a parte de las mejoras constructivas se desarrollen capacidades bio-psico-sociales para lograr una armoniosa convivencia intrafamiliar y con su comunidad. Para ello el Programa Nuestra Tierra capacita a las familias beneficiarias de la zona nor andina de Piura, mediante talleres personalizados, donde se pretende lograr a mediano plazo que: Los miembros individuales de la familia cubran sus principales necesidades de salud, además hayan adquirido los hábitos y comportamientos saludables más importantes para su etapa de vida, que exista una relación adecuada al interior de la familia, en su comunicación, manejo de conflictos, pautas de crianza de las hijas e hijos, igualdad de género, y que La familia está plenamente insertada en la comunidad, participando de las acciones comunales y difundiendo entre las otras familias los contenidos aprendidos y las prácticas saludables adquiridas.

El Programa Nuestra Tierra ha generado una alternativa de aplicar mejoras constructivas con la implementación de tecnologías apropiadas replicables y de bajo costo en las precarias viviendas de la sierra piurana, formando a las familias campesinas, a través, de la metodología yachachiq (sistema de enseñanza y transferencia de tecnología de campesino/a a campesino/a). Cabe resaltar que en todo este proceso juegan un papel muy importante los gobiernos locales de los distritos de intervención, pues son los mismos gobiernos locales quienes cofinancian las obras de agua y saneamiento implementadas en sus caseríos, complementando así este programa de cooperación andaluza.

Este concurso de vivienda evaluará las 225 viviendas mejoradas del Programa Nuestra Tierra mediante unos criterios de evaluación que serán puestos en marcha por el jurado calificador integrado por profesionales de la actividad de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Piura, Alcaldes distritales, y cooperantes españoles.

Curso de familias líderes saludables

Diplomado

La problemática que existe en nuestra sierra Piurana, se observa que las familias se encuentran en constante riesgo de sufrir enfermedades, y alteraciones en su estado de salud. Las viviendas no presentan las condiciones necesarias para contribuir al desarrollo de las familias, lo cual aumenta riesgos de enfermedades. Preparan sus alimentos utilizando combustibles de biomasa, como leña, carbón vegetal, exponiéndose peligrosamente al humo que producen las cocinas a fuego abierto.

Este estilo de vida que se lleva es perjudicial para los miembros de la familia sufriendo de enfermedades respiratorias y diarreicas. El grado de insalubridad en la vivienda campesina es dramático y uno de los focos de esta contaminación es la “Tulpa” (piedras utilizadas como cocina) al no contar con un desfogue por que los ambientes de las casas son muy cerrados por no tener ventilación necesaria, eso con lleva a la inhalación del humo que por efecto los niños son los más perjudicados.

El programa Nuestra Tierra está trabajando desde mayo del 2014 el componente Salud en las zonas de intervención del programa. El objetivo principal es promover y mejorar de manera integral y continua las condiciones propicias para el desarrollo humano y comunal de las 225 familias beneficiarias, poniendo en marcha el plan de capacitación de familias líderes en buenas prácticas intrafamiliares comunitarias con equidad de género y amigable con su medio ambiente.

Para ello se realizan acciones de diagnóstico de las familias líderes en cinco comunidades de la sierra piurana Guayabo, Sicchez, Lagunas y Chirimoyos. En Santa Catalina de Mossa, San Lorenzo y Guayaquil en Chalaco. Con el análisis de estos diagnósticos se concluye en tres problemas básicos de estas familias. Como respuesta a este diagnostico se pone en marcha la implementación de los módulos de familias líderes saludables, abarcando once temas relacionados con la higiene y salud, las relaciones intra familiares y de convivencia con el medio ambiente.

Como respuesta a este diagnostico se pone en marcha la implementación de los módulos de familias líderes saludables, abarcando once temas relacionados con la higiene y salud, las relaciones intra familiares y de convivencia con el medio ambiente. El mes de agosto el Programa Nuestra Tierra dio inicio al curso de Taller de Familias líderes en buenas prácticas intrafamiliares, comunitarias con equidad de género y amigable con su medio ambiente en cuatro comunidades de la sierra piurana: Lagunas y Chirimoyos pertenecientes al distrito de Santa Catalina de Mossa y San Lorenzo y Guayaquil al distrito de Chalaco.

Ruta ecoturística en Montero

Parque Nacional Cerros de Amotape

Este próximo 24 de septiembre se inaugurará en el municipio de Montero una nueva ruta eco-turística. Dos años después de su aprobación, el Instituto de Cuencas Hidrográficas (IGCH), junto con la Municipalidad de Montero y el apoyo económico de la Junta de Andalucía, se abrirá al turista el llamado Camino de los Luzones, cuyas obras de rehabilitación ya han comenzado.

Abandonado hace décadas en favor de las nuevas rutas que permiten a los agricultores llegar en carro a las chacras, la recuperación de este circuito de interés turístico-ambiental pretende ayudar a diversificar la economía de la zona, centrada en la actividad agropecuaria, especialmente en el cultivo de café y de caña de azúcar, de donde se saca la famosa panela.

Karina Calderón técnica de la Ong IGCH responsables del proyecto, el recorrido pretender ser una simbiosis entre producción agraria, medio ambiente y cultura. El trazado de este sendero pasa por numerosas plantaciones tanto de frutales, como naranjas, plátanos, lima o guabo; como por explotaciones madereras de bambú, nogal, cedros o volainas; además de los cultivos de cacao, café y caña de azúcar. Todos ellos desarrollados de forma orgánica y ecológica, sin usar fungicidas ni pesticidas, que terminan degradando el suelo y pasando a los acuíferos. Incluso los desechos del café y de la caña son reutilizados posteriormente como combustible o como abono para futuras cosechas.

Este proyecto se integra en el programa Nuestra Tierra, con el que las asociaciones IGCH, Yachachiq SOLCODE y la Fundación para la Cooperacion APY-Solidaridad en Acción han firmado un convenio con la Mancomunidad Municipal Señor Cautivo de Ayabaca. Con este convenio se pretende, entre otras cosas, fomentar el turismo en los diferentes distritos de la Mancomunidad. Junto con el apoyo económico de la Junta de Andalucía, el fin de esta rehabilitación es promover el atractivo turístico de “los peroles” (formaciones cóncavas en la roca debido a la erosión del agua que cae de las cascadas) en el Caserío del Naranjo de Chonta, a través de un circuito turístico por los módulos de panela de Los Monterinos, Santa Rosa de Chonta y Chonta, llegando hasta la Quebrada de los Peroles, un espectacular paraje sobre el que se acondicionará una zona de descanso para los visitantes.

Para Edwin Vázquez Delgado, Responsable de la Oficina de Desarrollo Social de Montero, este recorrido por la sierra servirá para crear un flujo de turistas que puedan servir como fuente de ingresos alternativa a la agricultura; y que además servirá para que se desarrolle el entorno, con la aparición de hospedajes u otros servicios para los visitantes que crearán trabajo para la gente de la región; y también servirá para dar difusión al producto local, no solo agraria, sino también los trabajos de artesanía de las Organizaciones de Mujeres Tejedoras, que comprende las asociaciones de Vitalina y de Zinmerman en Montero; y la de ASUMCHO en el Naranjo de Chonta.

Otra parte importante inmersa en este proyecto es la función pedagógica, que servirá para aleccionar al turista sobre el entorno que está visitando, su historia, su producción agrícola y la fauna y flora silvestres. Para ello se formará a un pequeño grupo de orientadores turísticos para orientar y explicar al visitante lo que va a encontrar a lo largo de este sendero cuyo origen se cree que podría remontarse a un paso inca.

IMAGENES VIDEOS EMAIL

Suscribete